jueves, 30 de septiembre de 2010

Tommy Hilfiger y la emasculación afroamericana


Jaja, vaya titulaco, ¿eh? Qué locura, ni que yo fuese un sociólogo o un tertuliano. A ver, les cuento: este es Tommy Hilfiger:

Un señor que cree que siempre será joven porque le llaman Tommy. El tipo ha conseguido que "Tommy" esté estampado en la ropa de todo cristo. No "Mister Thomas", no: "Tommy". "Mister Thomas" es un señor. "Tommy" es el lozano. El imberbe. Nos la ha colado con la marquita el viejaco.

Pero no era de esto de lo que venía a hablarles. Es algo más duro y peligroso, como una grapadora en una cornisa.

Los antecedentes:

Rula por internet un bulo, un hoax en el lenguaje de la gente sin vida social, que afirma que el señor Hilfiger es un racista del copón y que admitió en el programa de Oprah que le molaba Hitler y que no diseña ropa para que la vistan judíos, negros o teleoperadores. Vamos, un señor con las cosas claras. Pero, como decía, esto era un bulaco. Eso sí, todos sabemos que si los bulos funcionan es porque son creíbles y si son creíbles es porque hay algo en nuestro interior -llámalo "Instinto", llámalo "Pequeño Íker Jiménez Que Vive En El Bulbo Raquídeo Y Come Sueños"-, que apunta que puede ser verdad.

A ver, Hilfiger es la quintaesencia de la ropa Preppy, que viene a significar "pijo". Un tipo de pijo distinto al de náuticos, Levi's y cuello del niki levantado, pero es que los Hombres G no petaron tanto en los Hamptons. Un tipo de pijo que en EE UU se estila entre los WASP: blancos, anglosajones y protestantes. Vamos, lo que según Sarah Palin & co. sería un USAmericano de verdad.

La actualidad:


Tommy Hilfiger ha presentado su nueva campaña de otoño-invierno. Esta es la foto de las vallas publicitarias:



La idea, leo por ahí, es fotografiar una típica familia americana que se reúne justo antes de un partido. También he leído que, además de la familia, entre los fotografiados hay dos estudiantes portuguesas de intercambio. Pero no veo ninguna chica con bigote, así que no lo considero información fiable.

Habrán observado incluso los más daltónicos de ustedes (¿hay grados de daltonismo?) que todos los personajes de la foto son de raza blanca salvo uno. No soy genetista, pero creo que está claro que este chaval no es hijo ni hermano de ninguno de los que salen en la foto.
Siguiendo la lógica de la corrección política, es normal, casi obvio, que haya un chico negro entre tanto modelo blanco. Mucho más considerando los rumores que azotan la fama de Tommy. Pero la lógica de la corrección política, empero, se hostia contra el muro de la lógica de la herencia genética. Tommy contra Mendel. Tommy en el atolladero: "Dios, se me ha colado un negro, ¿qué hago? Si fuese mi casa agarraría mi fusil... pero no es mi casa: son las vallas publicitarias de todo el mundo". Tommy suda a través del bótox.
Si el chico negro no comparte sangre con ningún miembro de esta familia tendrá que compartir otra cosa. ¿Es el mayordomo?, ¿el sirviente?, ¿la evolución del esclavo negro que recoge el algodón que utiliza Tommy para las etiquetas que, cosidas en un suéter caro, perpetúan su juvenil nombre? Sé que eso sería ir demasiado lejos. Una acusación gratuita (como si me pagaran por alguna acusación, vaya forma sería esa de ganarse la vida. Como en Sálvame). Nada apunta a que este chico sea esclavo de nadie. Parece incluso que es feliz llevando sobre los hombros a un travieso niño que parece querer decir "no sólo disfruto disfrazándome de un indio como los que mis antepasados masacraron, sino que ahora mismo podría hacer caca sobre la cabeza de un negro". El chico negro viste como los demás en la foto, sonríe como los demás. No tiene por qué ser asalariado o súdbito de los demás. Tommy, ahí te has portado. ¿O no?
¿Qué puede compartir entonces el chico negro con el resto de los fotografiados?, ¿amistad?, ¿fluidos? Tommy palidece. ¿Es el chico negro pareja de uno de los fotografiados? Estaremos de acuerdo en que esto supondría un shock para cualquier supremacista. La imagen mental de una hija siendo empalada por el brutal miembro de una bestia negra es sin duda el detonante de muchos padres a la hora de quemar cruces y disfrazarse de nazareno blanco. "¡Se me ha colado un negro y encima se folla a mi hija!, ¡en mi propia valla publicitaria!". Nuestro Tommy se estremece. ¿Cómo, entonces, podría Tommy aligerar esa carga? Esa amenaza. Ese cimbrel de ébano que no se quita de la cabeza. Pero Tommy, que es joven de nombre pero viejo de alma, es sabio. Tommy piensa. Y su solución está a la vista de todos: este chico es un negro con gafas: "Ey, padres blancos endogámicos: este negro ha ido a la universidad. Es rico. Es como sus hijos. No es un animal. Está evolucionado: es miembro de pi beta gamma. ¡Por el amor de Dios!, ¡¿cómo va a ser un monstruo sexual si lleva gafas?!".

La conclusión:

Tommy Hilfiger le ha cortado los huevos a un chico negro poniéndole gafas.

4 comentarios:

lover dijo...

No sé si a Tommy le molaba Adolf, pero los trajes de las SS fueron diseñados por Hugo Boss, no es coña.

¿Eso qué significa? ¿Que los nazis eran fashion victim? ¿Que en vez de nazis... eran "nanzis", como las muñecas???

Popo Desdémona dijo...

Te sigo porque soy de las buenas. Qué digo de las buenas, de las óptimas.

Redacción dijo...

Muy bueno el post. Parece mentira que se puedan sacar tantas interpretaciones de una fotografía.

Marta Santos dijo...

¡¡EXCELENTE!! ¡Anda que no me he reído ni nada! Me ha gustado tanto que no sé cómo expresar mi admiración y mi regocijo al haber encontrado un blog tan guay, así que voy a poner una carita feliz :)