domingo, 16 de diciembre de 2007

LAS TEORIDAS DE EPETECAUN: Se fue el chaval, se fue por el barranquillo.

De hace unos años a esta parte proliferan en televisión una serie de programas que, en un alarde teórico, bautizaremos como programas de "hostiacas caseras", que se abastecen de vídeos caseros enviados por telespectadores o directamente fusilan el "yoteví". Abundando en nuestro prurito formalista, estableceremos dos categorías dentro de este género: a) "hosticas caseras de risera" y b) "hostiacas caseras de regomello". Los programas de esta última categoría están destinados usualmente a horarios de nocturnidad y alevosía, mucha alevosía. "Programa de hostiacas caseras de regomello" fue, por ejemplo, "Hora Punta", presentado por la voz de Bruce Willis en el cuerpo de un señor, (qué morbo me da unir en la misma frase a Bruce Willis y el título de una peli de Jackie Chan). También pertenecen a este subgénero toda la caterva de programas que incluyen en su título la palabra "impacto", como: "impacto TV", "impacto total" o "noche de impacto", éste último presentado por Carlos García Hirsch... Horschen... Schwarzenneg... Bueno, un tipo majo con el pelete acolchao. (Por cierto, "Impacto Inminente" es otra peli de Jackie Chan... ¿acabará presentando él un programa de hostiacas caseras?)

En cuanto a los programas de "hostiacas caseras de risera", no creo que haga falta señalar un ejemplo concreto: basta con poner la Sexta a cualquier hora. Este subgénero es una digi-evolución a lo barato del clásico "Vídeos de Primera." A lo barato porque no tienen plató, ni dan premios, ni los presenta Alfonso Arús, que sale por una pasta porque en el paquete viene toda su familia. De este programa extraeremos un ejemplo que nos permitirá ilustrar nuestra teoría.

¿Recuerdan ustedes el incunable vídeo casero "se va el chaval, se va por el barranquillo"? El original no consta en yoteví, pero su influencia es tal que hay otros vídeos similares con este nombre. En el vídeo genuino, un chaval que corre un encierro peligrosamente cerca de un barranco, se ve impelido a catar con sus propias fauces la tierra del fondo del precipicio. En vídeos de Primera esto se convertía en motivo de chanza y derroche de risas enlatadas... ¿pero qué habría pasado en "Impacto grijander", programa-tipo del subgénero "hostiacas caseras de regomello"? ¿A alguien le extrañaría ver ahí un vídeo así? De hecho, ¿a quién no le ha parecido ver alguna vez "se va el chaval, se va por el barranquillo" en este tipo de programas?

En EPETECAUN de blog pensamos que todo depende del cristal con el que se mire, en caso de llevar gafas. En el caso de no llevarlas, todo depende de unos enanitos que hay dentro del ojo y que corren hasta el cerebro (véase "Érase una vez la vida"). Así, un mismo vídeo puede aparecer en un programa de "hostiacas caseras de risera" con jijijajás o en un "hostiacas caseras de regomello" con chancháns, ralentís y una voz en off muy seria que comenta lo que ha debido sufrir el pobre japonés atropellado por una apisonadora.

Para finalizar, queremos llevar a cabo un estudio interactivo entre nuestros lectores. Vean el vídeo que hay a continuación y comenten, ¿cómo lo ven?, ¿"hostiacas caseras de regomello" u "hostiacas caseras de risera"?


7 comentarios:

don excmo dijo...

Joder, está difícil. Las 2 primeras veces que la vi dije cosas como "joo, cooo, mierrr..", etc. Pero ya a la tercera vez, cuando uno empieza a analizar el movimiento del niño en el aire dando varias vueltas, se hace graciosa la escena, la verdad.
Además,es esta vida hay que ser feliz, no se puede ver en todo una tragedia. El niño se reirá en un futuro cuando vea la patada que le dieron por atravesado.
Por cierto, pobre bailarín, después de darlo todo en la pista, después de meses y meses de ensayos, nadie se va a acordar de sus dotes artísticos, sólo recordarán su patada voladora.

Don Excmo.

Javi Chan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javi Chan dijo...

No crea, Don Excmo: ahora el bailarín se ha especializado y es el number one en patear niños mientras se contonea. De hecho, cientos de niños aspiran a ser pateados por él y le gritan a la puerta de su casa "kick me, kick me...". Y el bailarín, al que la fama no se le ha subido a la cabeza, en ocasiones se digna y abre su puerta, aun en pijama, para patear a un tierno infante.
Conclusión: más patadas da la vida.

Javi Chan dijo...

(por cierto: el comentario suprimido es el mismo de arriba, pero con una falta de ortografía)

don excmo dijo...

Ah ya, en un principio pensé que era alguien que se hacía llamar "comentario suprimido" y que había escrito "el autor ha eliminado esta entrada". No entendía el mensaje de esa persona, en realidad. Menos mal que lo aclaras, Javi Chan.
Gracias

san francisco de asis ultra dijo...

El niño murió.
Afotunadamente estaba bautizado (Braulio, se llamaba), por lo que pudo ir al cielo.

Javi Chan dijo...

Pero mójese, San Paco (aunque sé que es difícil para alguien que camina sobre las aguas)Aunque intuyo que, si el niño ha llegado al Cielo, a usted le parecerá un vídeo digno de "hostiacas caseras de risera"... o de "Pueblo de Dios".